lunes, 7 de enero de 2013

¿Qué pasaría si te dijera que soy incapaz de tolerar mi propio corazón?


Heme aquí a mis más de 50 años en el camino equivocado de la vida. Viviendo en un lugar donde no me gusta vivir, haciendo un trabajo que no me gusta hacer, gastando mi tiempo en tareas anodinas en pasatiempos insulsos, soñando con lo que pudiera haber sido todo. Con otra vida. No sé en qué punto tomé la senda falsa, la decisión inapropiada. Supongo que no fue una vez, sino varias, poco a poco, de esa forma que tienen de acontecer las cosas que unas te van conduciendo a otras y cuando te paras y miras a tu alrededor ves que todo está mal, que no era eso lo que querías, que te has equivocado irremediablemente y estás gastando tu vida, tu única vida en algo que no amas, que te embrutece, que te deja vacío.

Toda tu energía tus sueños tus talentos se han evaporado en la consecución de una seguridad ficticia. Tengo un lugar donde regresar, unos bienes materiales, unas relaciones rutinarias establecidas... Realmente no tengo nada, he fracasado. Amarga sensación. ¿Qué se hizo de mis sueños de salir a la aventura a vivir donde cada momento me llevara, a escribir la poesía, la música, la pintura, a conocer gente y amarla, a compartir con ellos y rodar o recalar en brazos amables en paisajes extraños? ¡Solo una vida! ¿Seguiré no viviéndola como hasta ahora?

¿Qué pasaría si te dijera que soy incapaz de tolerar mi propio corazón?

Desde este momento, desde esta hora prometo dejarlo todo y a mis más de 50 años emprender el camino que en un malhadado día abandoné. Prometo ser feliz, amar o sufrir según la suerte me depare, pero haciendo mi verdadera senda de sueños cumplidos hasta que me duerma sonriente.

La Nebulosa - Tobas C.S



10 comentarios:

  1. Una vez más, regresamos a los tres caminos; el bueno, el malo y el que nos dejan recorrer. ¿Es aquí donde podemos encontramos muchos de nosotros? ¡Siniestra encrucijada!

    ResponderEliminar
  2. El camino consciente, el camino inconsciente, el camino del azar, el punto donde estás.
    UN stop, una actualización de estado. Una reflexión.
    ¿Donde estoy?. ¿que hago aquí?. ¿Es aquí donde quiero estar?.
    El camino se hace con decisiones nuestras. Unas tomadas conscientemente, otras de forma inconsciente, algunas al azar.
    Y de pronto: Heme aquí. Tal vez he acertado en todo y soy podríamos decir feliz. Tal vez no.
    Aún hay tiempo.
    Aún es tiempo de cumplir los sueños.

    ResponderEliminar
  3. "La vida es lo que te sucede mientras estás ocupado haciendo otros planes"
    http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=WMwtBVqZKkI

    ResponderEliminar
  4. Es un reduccionismo eso de los tres caminos. La vida es más complicada que todo eso. No andas solo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante! Podrías explicarte? Saludos amigo.

      Eliminar
  5. Cuando tomas la decisión de seguir una senda, las demás desaparecen. No hay vuelta atrás.
    Pero queda una opción,aprenderse la canción de Alberto Cortéz e intentar cumplirla:
    " A partir de mañana empezaré a vivir la mitad de mi vida,
    A partir de mañana empezaré a morir la mitad de mi muerte... "

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A partir de mañana, esto es!

      "Nunca se para de crecer,
      nunca se deja de morir." (Fito y Fitipaldis - Me acordé de ti).

      Eliminar
    2. ¿Preocupándote de la blogoteca y pensando en tirar todo por la borda de la insatisfacción?.

      Anda ya...nebulosa.

      Admítete, hay maneras de huir sin daños colaterales.

      Estuve por aquí y sonreí. Hay cosas interesantes.

      Eliminar
    3. Gracias Morgana, por tu sonrisa y por visitarnos. Y no te preocupes en exceso, es solo un texto. Te saludamos y te animamos a que sigas colaborando con nosotros. Saludos!

      Eliminar
  6. ¡anda, diferentes puntos de vista¡

    ResponderEliminar