miércoles, 5 de diciembre de 2012

No esperes a nadie





Al final estás sólo y nadie vendrá para salvarte.

La Nebulosa.

1 comentario:

  1. Para no sentir el horrible fardo del Tiempo que os rompe los hombros, y os inclina hacia la tierra, es menester embriagarse sin tregua. ¿De qué?. De vino, de poesía o de virtud, como prefiráis. ¡ Pero embriagaos ¡.

    ResponderEliminar